Diseñador de Páginas Web

Ciberataques: la importancia de la ciberseguridad. Por LQN Soluciones

Las empresas españolas deben prepararse para el futuro, y para ello no hay más remedio que confiar en la ciberseguridad y que las empresas refuercen sus sistemas de seguridad mediante el adecuado mantenimiento informático de sus infraestructuras.

Desde el inicio de la digitalización, la ciberseguridad ha sido uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta. Hoy en día, todas las empresas gestionan datos valiosos que almacenan en sus servidores físicos o en la nube, y empresas enteras dependen de las infraestructuras informáticas. El comercio electrónico, las bases de datos llenas de información sensible y datos confidenciales y los sistemas tecnológicos corren constantemente el riesgo de sufrir ciberataques.

Precisamente por eso, la ciberseguridad debe considerarse una partida importante en el presupuesto de TI: tanto los propietarios de las empresas como los clientes deben sentirse seguros, y también sus datos.

La infraestructura de TI debe defenderse de los constantes ataques y violaciones, y las plataformas tecnológicas deben permanecer online y funcionando las 24 horas del día para evitar ralentizaciones y caídas de las máquinas.

La importancia de este punto ha aumentado aún más durante esta pandemia mundial, y en 2021 hay una tendencia al alza de los ciberataques realmente preocupante.

Auge de los ciberataques

El Covid-19 provocó una repentina y frenética digitalización de los negocios y las empresas que se encontraron adoptando entornos tecnológicos sin la debida preparación y transición de un sistema a otro. La rápida modernización de las PYMES fue el escenario perfecto para un aumento exponencial de los ciberataques.

De hecho, muchas empresas carecían de sistemas de ciberseguridad adecuados, lo que los llevó a sufrir graves violaciones de la protección de datos.

Según algunos estudios realizados, una de cada tres operaciones en España está amenazada debido a infracciones de la cadena de suministro. El 26 % de las infracciones se produjeron en la cadena de suministro, esto se debe a la facilidad con la que los hackers son capaces de infiltrarse en los vectores de ataque en dichas cadenas. También fueron altos los porcentajes de ataques a sistemas operativos, 18%, y a aplicaciones web, 14%.