Diseñador de Páginas Web

La desinformación y las noticias falsas triunfan en Facebook

Que Facebook y las redes sociales tienen un problema muy serio con la desinformación es algo que no se le escapa a nadie. Ya desde los tiempos del escándalo de Cambridge Analytica es sabido que son mucha las fuentes de noticias falsas y dirigidas a manipular la opinión pública mediante falsedades en todos los ámbitos. Desde política hasta salud (y a este respecto hemos tenido ejemplos muy claros con el coronavirus), todo tiene cabida en Facebook.

Aunque Facebook afirma trabajar en contra de este tipo de contenidos, y ciertamente en el caso del coronavirus sus esfuerzos sí que se están notando en la red, lo cierto es que en general existe la opinión de que actúan con demasiada ligereza al respecto. Y a resultas del resultado de un estudio revisado por pares de investigadores de la Universidad de Nueva York y la Université Grenoble Alpes en Francia, parece que esto podría tener una explicación. Y es que la investigación arroja que la información falsa obtuvo seis veces más participación en Facebook que las noticias reales.

Según podemos leer en The Washington Post, el estudio analizó las publicaciones de las páginas de Facebook de más de 2.500 editores de noticias entre agosto de 2020 y enero de 2021. Los investigadores encontraron que las páginas que publican más información falsa regularmente obtienen más me gusta, compartidos y comentarios. Esta circunstancia se observó en todo el espectro político, pero el estudio encontró que «los editores de la derecha tienen una propensión mucho mayor a compartir información engañosa que los editores de otras categorías políticas«, según el informe.

En respuesta a este estudio, un portavoz de Facebook afirmó al diario estadounidense que las interacciones no representan el alcance completo de cada publicación. Es decir, que una publicación con menos interacciones podría, en realidad, haber llegado a muchos más usuarios de la red social y, en consecuencia, haber sido más leída. Sin embargo los investigadores afirman que la red social no facilita en absoluto dicha información.

Como ejemplo de ello, los investigadores empleaban CrowdTangle, una herramienta de Facebook que ofrece analíticas sobre las publicaciones. El problema es que en agosto, Facebook cortó el acceso de este grupo de investigadores a estos datos, así como a la biblioteca de anuncios políticos en la plataforma. Facebook afirmó que continuar dando acceso a los datos a investigadores externos podría violar un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio que firmó después del escándalo de Cambridge Analytica, una afirmación que la FTC calificó de inexacta.

Si Facebook está actuando en contra de la desinformación, ¿por qué le preocupan este tipo de investigaciones? El regulador estadounidense ya afirmó que la justificación aportada por la red social es inexacta? Puede ser que desconfíen de sus capacidades al respecto, y que no les guste nada que se sepa que se ha convertido en una plataforma de difusión de noticias falsas. Sin embargo, limitar investigaciones externas que podrían resultarle de ayuda, ciertamente suena un poco feo.